El Canto Cardenche en el Lerdantino

Fidel Elizalde García, Antonio Valles y Guadalupe Salazar Vázquez son los Cardencheros de Sapioriz, un pueblo ubicado en la ciudad de Lerdo Durango a mil 159 metros al nivel del mar.

Quienes se presentaron en el foro Rayón del Festival Internacional Lerdantino 2018. Un concierto no solo lleno de canto, sino de melancolía y plática. Los músicos interpretaron sus melodías como “A morir a los desiertos” y “Al pie de un verde maguey” además de charlar con el público donde explicaban las canciones y el canto cardenche.

“Es una tradición oral, son las raíces de nuestros antepasados. Nació debido a la pobreza extrema que se vivía, los hacendados no pagaban con dinero sino con kilos de arroz y frijol. Es música de tristeza, amor y melancolía acompañado de sotol”, mencionó Fidel.

“Es canto a capela debido a que no había dinero para comprar instrumentos en esa época y solo cantando se olvidaban de las jornadas laborales extensas”, agregó Antonio Valles.

Descubrimiento

A través de un videoclip que circulaba en You Tube, la cineasta Martha Ferrer viajó a México con el objetivo de grabar un documental del canto. Seis años de producción y un repertorio de 50 canciones, coloco a los Cardencheros como patrimonio cultural.

El Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), les otorgo una beca para que impartieran talleres y de esta forma dejar una semilla de esta tradición. En la Ciudad de México (CDMX) se creó un grupo de 32 cantantes de cardenche, uno más en Querétaro, Chihuahua, Flor de Jimulco Coahuila y el Recinto al Canto Cardenche en Sapioriz, Durango.

Han viajado a Estados Unidos de América, París Francia y estados de la República Mexicana como Guadalajara, Monterrey y Puebla, ganándose el reconocimiento de su pueblo en un principio y la aceptación de su país.

“Nos discriminaban por como vestíamos, usábamos huaraches de suela de llanta y sarape, por ser de rancho y no tener educación”, comentó Guadalupe Salazar.

Los señores comentan que se sentían ignorados y discriminados por los gobiernos e instituciones de cultura, “nadie es rey en su propia tierra, en México hay buenos cineastas, pero tienen otras visiones, mejor un extranjero le interesa nuestra cultura”, agregó Fidel Elizalde.

A morir en los desiertos

Es un documental que trata de un viaje al semi desierto, al norte de México, en busca de los últimos cantantes y vestigios del Canto Cardenche. Un melancólico canto de amor y desprecio, de lamento y tragedia. Una tradición de campesinos, de los ex-peones de las Haciendas algodoneras, en vías de desaparecer.

Dirigido por Martha Ferrer, el cual, se estrenó el 25 de abril en la ciudad de Torreón, Coahuila; el 26 en Sapioriz y el 27 en la sierra de Jimulco.

El film ganó en marzo el premio al mejor documental en la edición 30 del Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse, en el sur de Francia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *